ASPANOVAS, en colaboración con el Hospital Universitario de Cruces, da continuidad al proyecto de personalización de máscaras de radioterapia

  • ASPANOVAS, en colaboración con el Hospital Universitario de Cruces, retoma el servicio que permite a los menores ilustrar las máscaras que utilizarán durante el tratamiento de radioterapia.
  • Garantizar una adecuada preparación previa al tratamiento es esencial para mitigar la ansiedad o el miedo en los niños y niñas.

Los niños, niñas y adolescentes con cáncer que están siendo atendidos en el Hospital Universitario de Cruces y necesitan someterse a tratamiento de radioterapia ahora tienen de nuevo la oportunidad de personalizar sus máscaras con los personajes que más les gusten. Esta iniciativa, impulsada hace unos años por el Dr. Francisco Casquero, busca mitigar la ansiedad o el miedo que puedan sentir durante el tratamiento.

ASPANOVAS y el Hospital Universitario de Cruces ofrecen, de nuevo, a los niños y niñas, la oportunidad de ilustrar sus máscaras de radioterapia con la temática o personaje de su elección: animales, protagonistas de películas, personajes de dibujos animados, entre otros.

Los menores describen cómo quieren que sea el diseño de su máscara, y mediante el uso de pinturas que no interfieren en el proceso, ilustran el diseño que más les gusta en ella. Además, cada menor tendrá la oportunidad de participar activamente en el proceso de creación de su máscara, brindándoles así un sentido de control y creatividad durante este tratamiento médico.

Las máscaras termoplásticas son dispositivos inmovilizadores esenciales utilizados en oncología radioterápica para tratar lesiones localizadas en la cabeza y el cuello. Estas máscaras garantizan la inmovilización del paciente y permiten reproducir con precisión la misma posición durante cada sesión de tratamiento, asegurando así la eficacia del procedimiento.

Esta iniciativa, retomada por ASPANOVAS en colaboración con el Hospital Universitario de Cruces, aborda las necesidades emocionales y sociales de los niños, niñas y adolescentes con cáncer al prepararlos antes de un tratamiento clave, lo que les permite enfrentarlo de manera más relajada.


Sesiones terapéuticas extrahospitalarias para menores con cáncer

Estrenamos oferta terapéutica extrahospitalaria, mediante la cual los menores con dificultades derivadas del tratamiento, la duración de los ingresos hospitalarios, la ubicación del tumor, etc. tendrán acceso en un mismo lugar a terapias individualizadas cuyo fin es aumentar su autonomía y calidad de vida.

La larga trayectoria de ASPANOVAS nos permite saber de primera mano la dificultad añadida que supone para el menor y su familia el manejo de los efectos secundarios. Entre las secuelas más comunes derivadas del cáncer infantil y adolescente podemos encontrar trastornos motores, secuelas respiratorias, musculares, óseas o neurológicas, parálisis facial, dolor intenso, etc.

Los pacientes y sus familias suelen sentirse abrumados física y emocionalmente antes estas situaciones derivadas de la enfermedad y del tratamiento. Es por ello que vemos necesario dar respuesta a esa necesidad mediante el apoyo profesional en el cuidado específico de algunas de estas dolencias

La rehabilitación pretende detectar con la mayor premura posible dichas secuelas derivadas de la enfermedad y del tratamiento, y actuar desde el inicio del proceso para lograr que la recuperación sea óptima.

Conseguir una mayor calidad de vida, mayor autonomía y la normalización en su vida cotidiana y en sus relaciones sociales.

ASPANOVAS, en colaboración con el centro de Atención Integral BIZIRIK, quiere ofrecer a los menores en tratamiento un equipo multidisciplinar que atienda sus necesidades globalmente para lograr su óptimo desarrollo.

Las especialistas en rehabilitación del centro Bizirik, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, nutricionistas y logopedas, evaluarán el funcionamiento y las habilidades del menor haciendo hincapié en áreas como el movimiento y la función física, las tareas de la vida diaria, la audición, el habla, la comunicación y el funcionamiento en la escuela.

Este nuevo servicio persigue:

  • Mejorar la fuerza física.
  • Aumentar la autonomía.
  • Adaptarse a las pérdidas reales, percibidas y posibles.
  • Reducir la ansiedad y la depresión.
  • Manejar los síntomas del cáncer y su tratamiento.

¿Qué talleres ofrecemos?

FISIOTERAPIA

En menores oncológicos el objetivo es lograr una mejoría en la fuerza, el equilibrio, la flexibilidad y la coordinación, así como ayudar con los síntomas físicos y mejorar el proceso de curación. El cáncer infantil y su tratamiento suelen debilitar a los niños y adolescentes, y ocasionar numerosas secuelas en su salud. Para tratar dichas secuelas se realizan ejercicios de control motor y movilidad voluntaria, así como de amplitud de movimiento, coordinación y propiocepción.

TERAPIA OCUPACIONAL

El juego como recurso terapéutico permite dar continuidad al desarrollo en las áreas física, emocional, cognitiva, social y personal, ya que mediante el juego el menor descubre, experimenta, inventa, aprende y afianza competencias.

En el ámbito de oncología pediátrica busca lograr un óptimo desempeño en las actividades de la vida diaria y otras áreas del desempeño ocupacional como, la participación social, el juego, el ocio y el tiempo libre. Se enseñan métodos para reducir el esfuerzo de algunas tareas, ayudando a los pacientes a controlar la fatiga y otras limitaciones provocadas por los tratamientos y/o la enfermedad.

LOGOPEDIA

Variables como la etapa escolar, la ubicación del tumor, el tiempo de ingreso hospitalario y de aislamiento escolar, etc. pueden derivar en secuelas en el lenguaje.

La logopeda no tiene como función recuperar habilidades o funciones dañadas, sino fomentar el progreso adecuado de la funcionalidad del lenguaje, habla o voz y de las habilidades cognitivas implicadas en el aprendizaje.

NUTRICIÓN

Las necesidades nutricionales del organismo no son las mismas en las diferentes etapas de nuestra vida y pueden ser alteradas por enfermedades como el cáncer.

Durante el cáncer pediátrico, los hábitos alimenticios pueden cambiar inesperadamente. El momento de las comidas fácilmente puede convertirse en una situación estresante para las familias y los tratamientos de la enfermedad pueden generar situaciones en las que se puede producir una dificultad en la ingestión de alimentos y derivar en una pérdida de peso.

El equipo de nutricionistas se encargará de asesorar tanto a los padres y madres como a los menores con el objetivo de conseguir unos hábitos saludables y una nutrición adecuada a sus necesidades.

Estas terapias pretenden coadyuvar a la salud integral de los menores con cáncer y lograr la mejora en su calidad de vida cuando existe esa necesidad.